11
Dic-2015

Telares de Sudamérica

Los pueblos originarios de Sudamérica nos han legado varios tipos de telares, que han sido divididos en dos grandes grupos: verticales y horizontales. Los verticales son propios del Norte Argentino (Chaco) y del Alto Perú (Tarabuco, Potolo). Estos consisten en un cuadro formado por dos parantes y dos travesaños.

telar3Por su parte los telares del Sur Argentino y Chileno tienen agregado dos parantes suplementarios para sostener la vara de los lizos (tonohue), que llaman param-tononhué (Mapuches, Tehuelches, Patagonia, la Pampa, sur de Mendoza).

Actualmente, los telares verticales se dividen en verticales propiamente dichos y oblicuos. Esto tiene que ver con la longitud de los largueros del telar, porque si se apoya contra una pared tendrá cierta oblicuidad, mientras que si el apoyo es un tronco del techo tenderá a la vertical. También se ve en el sur Argentino y Chileno el telar vertical afirmado contra dos parantes oblicuos terminados en horquetas.

Hay un telar que también es vertical, pero con particularidades. Es el denominado de faja pampa o de tablillas. Son dos estacas verticales clavadas en el suelo, a una distancia equivalente a la longitud deseada para la faja a tejer. La urdimbre no es vertical sino transversal, posee generalmente un solo lizo y varias tablitas o palitas para mantener el cruce y para sostenes los hilos elegidos para el dibujo.

telar1Entre los telares aborígenes horizontales se destaca el de suelo o de cuatro estacas. Estas estacas se clavan firmemente en la tierra formando los vértices de un rectángulo y allí  se traban los travesaños para mantener la urdimbre tensa, que queda casi tocando el piso. Aquí, los lizos apoyan directamente sobre la urdimbre, en tanto que en otro tipo se agregan dos horquetas para sostener la vara del lizo. Como estas estacas están frecuentemente clavadas a cielo abierto, las tejedoras, destraban por la noche la urdimbre, la envuelven y la guardan en su rancho, para volver a desplegarla el día siguiente.

A veces, la tejedora se sienta sobre la tela ya tejida a medida que va avanzando en el mismo, en tanto que en otras ocasiones opta por ir envolviéndolo al tejido a en el travesaño  proximal o ayudada por otro palo proximal “envolvedor”. En este último caso, ata los extremos del travesaño distal a las estacas con una soga gruesa de lana y la soga se irá alargando a medida que la artesana se vaya aproximando al final de su labor.

También se consideran como telares horizontales los de cintura, es decirlos que tienen un travesaño atado a un árbol o a un poste y el otro a la cintura de la tejedora. El mayor ancho que se teje en los telares horizontales no excede los 85 Cm, por ser este el alcance de los brazos de la artesana para pasar la trama.

1

 me gusta / 0 Комментариев
Comparta este Articulo:

Archivos

> <
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec